La cultura española, referencia internacional

Uno de los aspectos de mayor proyección internacional con los que cuenta España es su cultura, características que le han dado proyección a través de monumentos como la Alhambra, la Sagrada Familia y la catedral de Santiago; o joyas literarias como El Quijote, Bécquer y la poesía de Lorca; expresiones plasmadas a través del pincel de Velázquez, Goya y Picasso; o el aderezo culinario que aporta la paella, el gazpacho o el vino, detalles que se han convertido en parte del ADN de un país cuya influencia cultural se ha mantenido en el tiempo.

De acuerdo a los resultados ofrecidos por el último estudio realizado en referencia a la reputación de España en el mundo a manos del Reputation Institute y el Real Instituto Elcano, España “contribuye de forma considerable a la cultura global; allí nacieron muchos artistas, científicos, inventores, escritores, deportistas y políticos muy conocidos”.

Señalamiento que le ha otorgado una valoración de 72,9 puntos sobre 100, ubicándose en la novena posición dentro del ranking de países que han contribuido en mayor medida a la cultura global, de un total de 55 países que fueron analizados, junto a Italia, Francia y Reino Unido encabezando la lista.

Según el índice RepTrak del Reputation Institute ha confirmado que la cultura figura entre los atributos aportados por España y que es más apreciado por los ciudadanos de todo el mundo. Aspectos como la diversidad cultural, la variedad de las lenguas y los vínculos históricos con los países que comparten el español tan solo son algunas de las bases que presenta la fortaleza cultural de España.

Innumerable patrimonio cultural

Estando conscientes de que España cuenta con una historia sumamente extensa, rica y profunda, no es de extrañar que la UNESCO haya reconocido 47 lugares del país como patrimonio de la humanidad, convirtiéndose de esta manera en el tercer país a nivel mundial gracias al número de lugares con dicha denominación, detrás de Italia y China. La Mezquita de Córdoba, el casco histórico de Segovia, la Alhambra de Granada, el modernismo de Gaudí, las cuevas de Altamira o la ciudad de Toledo apenas son algunos de los enclaves reconocidos con valor universal por la UNESCO.

Del mismo modo, encontramos los usos y costumbres que también han sido considerados como Patrimonio Cultural Inmaterial, entre ellos el flamenco, la dieta mediterránea, los Patios de Córdoba, las Fallas de Valencia o las Tamborradas. Tales aspectos le han otorgado 18 reconocimientos, señalando a España como el cuarto país con más designaciones de este tipo a manos de la UNESCO.

Aparte de los monumentos, ciudades y tradiciones de proyección mundial, España goza de una diversidad de instituciones centrales del sistema cultural español que lo son también de la cultura europea como el Museo del Prado, donde están albergadas obras maestras de artistas universales como Velázquez, Goya, El Greco, Rafael o Tiziano, considerado como el tercer museo de Europa, pero además el quinto del mundo, de acuerdo a los premios Traveller’s Choice del portal de viajes TripAdvisor.

Del mismo modo, se encuentra la Biblioteca Nacional, con un fondo de 26 millones de artículos que han sido recopilados durante sus más de 300 años, está en la lista de las 25 mejores bibliotecas del mundo elaborada por The Writers’ Academy, de Penguin Random House, junto a otras referentes como la Biblioteca del Congreso de EEUU y la Biblioteca Nacional de Francia.

Scroll Up